Donation Room, la otra cara del Mobile World Congress

01 March 2018 Entrega Social

El proyecto Donation Room ha llegado por tercer año consecutivo al Mobile World Congress con el objetivo de reducir su huella de CO₂ y dar salida a materiales, equipamientos y mobiliario que serán reutilizados por otras personas y organizaciones. Esta iniciativa está impulsada por los organizadores del MWC, GSMA, y se lleva a cabo con la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

La Fundación Formació i Treball participa por segundo año consecutivo gestionando la logística del proyecto que, además de la reducción de residuos, tiene como objetivo generar un impacto positivo en el tejido social y dar todo el material a entidades del tercer sector e iniciativas socioculturales. La Fundación Amiga contrata 12 personas que junto con personal de GSMA recogen y almacenan el material, hacen el inventario y, una vez finalizado el Congreso, lo reparten a las diversas entidades, centros, centros cívicos e iniciativas de entrega social vinculadas al proyecto a través de los ayuntamientos de Barcelona y L’Hospitalet. Esta distribución es posible sistematizarla gracias a todo un trabajo previo de análisis de necesidades y de registro de peticiones de las diferentes entidades.

Los datos del año pasado avalan un proyecto con el que nos gustaría seguir colaborando en los próximos años. En 2017 el Mobile World Congress cerró con el reaprovechamiento de 19,3 toneladas de material de construcción y 13,2 de mobiliario, un total de 32,5 toneladas de material reutilizado. La Fundación Formació i Treball participó con 14 personas durante 12 días y distribuyó el material a través de su Proyecto de Entrega Social, también hizo uso al Espacio Glòries y en las Botigues Amigues. Entidades como La nau, Pont Solidari, La Fàbrica del Sol-Ateneus de Fabricació, Can Batlló y la Federació d’Entitats de Festa Major de Sants también participaron en 2017.

Enric Falcó, el jefe de área de Servicios de la Fundació Amiga, hacía una valoración de la implicación de otros actores fundamentales: “Queremos agradecer a los expositores su sensibilización y compromiso con el proyecto; desde la preparación del Congreso hasta su finalización, pasando por el tiempo en que se celebra, estas personas encargadas de stands y áreas de promoción de sus productos, reciben información sobre todo lo que hace referencia al Donation Room. Resaltaba también la importancia de la conciencia medioambiental y la sensibilidad social de una feria de proyección mundial y un gran impacto económico. Desde la Fundación seguiremos colaborando con aquellos proyectos que apuestan por reducir residuos, distribuir material a personas y familias con pocos recursos y, por encima de todo, generar empleo.

Esta actividad se enmarca dentro del programa de Entrega Social (iniciativa que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona).

 



VER TODAS LAS NOVEDADES