Formació i Treball y el Hospital Clínic impulsan el proyecto ‘Recuperamos vidas, evitamos la exclusión social’

22 marzo 2021 Noticias

El Hospital Clínic de Barcelona, en colaboración con la Fundación Formació i Treball (promovida por Cáritas Diocesana de Barcelona) han liderado el proyecto social de cuidadores y cuidadoras para pacientes sin apoyo familiar para ser atendidos en su domicilio después de un trasplante de médula ósea. El proyecto recibe el apoyo de CaixaBank, a través de una aportación económica de la Fundación “la Caixa”, y del laboratorio farmacéutico Kern Pharma. Un proyecto de innovación social que permite la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social y, al mismo tiempo, un acompañamiento y apoyo efectivos para los pacientes del Clínic que no disponen de un cuidador o red de cuidadores para hacer el trasplante de médula ósea a domicilio, siendo este uno de los requerimientos necesarios para ser candidato a esta modalidad asistencial.

El proyecto “Recuperamos vidas, evitamos la exclusión social” ha permitido crear un servicio de cuidadores y cuidadoras profesionales a domicilio por el Programa de Trasplante Domiciliario del Hospital Clínic de Barcelona, mediante un Plan Formativo teórico y práctico, que garantice el acceso aquellos y aquellas pacientes que hasta ahora, a pesar de cumplir cada uno de los criterios médicos requeridos, quedaban excluidos al no contar con un cuidador o cuidadora que los acompañara en el periodo de convalecencia, que supone una media de 14 días y con un acompañamiento de 24 horas diarias. De este modo, Formació i Treball se encarga de seleccionar a los cuidadores y los profesionales de la Unidad de Atención Domiciliaria (UAD) de formarlos para hacer efectiva su trabajo en el domicilio de los pacientes.

Paralelamente, el programa permite que este servicio potencie la inclusión en el mercado de trabajo a personas en riesgo de exclusión que participan del programa APROP de la Fundación Formació i Treball, como profesionales del cuidado de los y las pacientes trasplantados a domicilio.

Los cuidadores y cuidadoras de los pacientes del Programa de Trasplante Domiciliario tienen, de este modo, un papel de acompañantes instruidos en el ámbito asistencial que intervienen en aspectos como: velar por el estado de salud del paciente y la paciente (ante cualquier incidencia informan inmediatamente a los profesionales sanitarios responsables), impulsar a los pacientes a continuar con su tratamiento, velar y garantizar el cumplimiento de los controles periódicos o ayudarles a superar posibles barreras emocionales que puedan poner en riesgo el éxito del tratamiento, entre otros.

Por otra parte los resultados que consigue este programa a través de esta nueva figura de cuidador o cuidadora son: la mejora del proceso de convalecencia de las personas que reciben la atención domiciliaria en comparación con aquellas que reciben atención en el hospital durante su proceso de recuperación. Al mismo tiempo, el programa permite mejorar la empleabilidad de las personas que realizan la función de cuidadores y cuidadoras a domicilio de manera remunerada y que provienen de colectivos en riesgo de exclusión y vulnerabilidad.
La población objeto de este proyecto estará constituida por unas 10 personas al año, de un total de unos 30-35 pacientes al año del programa de trasplante domiciliario del Clínic, que no pueden ser atendidas en su domicilio por falta total o parcial de un cuidador familiar.

Durante el 2019, se desarrolló el proyecto piloto para verificar la buena ejecución del programa, gracias a la colaboración en la financiación de Cáritas Barcelona y el laboratorio farmacéutico Kern Pharma. Consistió en hacer el seguimiento a 3 pacientes, dos durante las 24 horas y un tercero durante 16 horas del día, los 14 días de acompañamiento domiciliario. A nivel de inserción laboral de los cuidadores/as que participaron, de las 7 personas 3 de ellas encontraron trabajo, consiguiendo un índice de inserción del 43%.

Para el Dr. Francesc Fernández Avilés, Coordinador del programa de atención a domicilio del Instituto Clínic de Enfermedades Hematológicas y Oncológicas y Consultor del Servicio de Hematología “este programa es la solución para los pacientes que no podían disponer de un cuidador parcial a completo. Es un claro ejemplo de un proyecto de colaboración entre una institución sanitaria pública y una fundación privada.”

Para Marina Arnau Olivé, Codirectora de la Fundación Formació i Treball, “ha permitido que las personas de la bolsa de trabajo puedan disponer de un trabajo justo y que pudieran crecer profesionalmente. De este modo, las cuidadoras tienen las pautas necesarias para hacer este acompañamiento a los pacientes”.

Alianza para la innovación social

En el año 2.000, el Hospital Clínic de Barcelona puso en marcha el Programa de Trasplantes Domiciliarios (PTD), una iniciativa pionera, y única en ese momento en España, que se lleva a cabo en muy pocos lugares del mundo, principalmente en Estados Unidos. Este innovador programa focaliza los cuidados sanitarios de los/las pacientes en el domicilio al día siguiente de recibir la infusión de las células madre de un trasplante de médula ósea. Está integrado por un equipo de médicos y enfermeras especializados en cuidados a domicilio, evitando así la visita médica diaria en el hospital, fomentando la integración de la persona cuidadora durante todo el proceso. Este modelo asistencial permite una mejora en la calidad de vida de los y las pacientes y una mejor gestión de los recursos sanitarios.

Formació i Treball, entidad promovida por Cáritas Diocesana de Barcelona (Cáritas), tiene como objetivo prioritario la inserción laboral de personas que sufren vulnerabilidad para acceder a una oportunidad laboral. El año 2017, por encargo de Cáritas, la Fundación puso en marcha la bolsa de trabajo de servicio doméstico, denominada APROP, con el afán de transformar las trayectorias vitales de un colectivo muy feminizado e invisible (el sector del servicio del hogar). A través de esta bolsa se consigue crear un instrumento bien engrasado para, desde la proximidad y con una concepción humanista y de profesionalización, dar respuesta a las familias demandantes de servicios de asistencia en el hogar.
El impulso y consolidación de los proyectos del Clínic y formación ha trabajo ha sido clave para el desarrollo del proyecto y poder insertar laboralmente a los cuidadores y mejorar la calidad de vida de los pacientes.



VER TODAS LAS NOVEDADES