Más de 40 entidades han participado en el Programa de Entrega Social de ropa este 2017

12 March 2018 Cornellá de Llobregat

Primero, las personas. Ellas son nuestra razón de ser. Así, y empujados por el afán de ayudar a aquellos que más lo necesitan, desde la Fundació Formació i Treball, gracias al Departament de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Catalunya, estamos ejecutando un programa de Entrega Social para a las entidades desde enero de 2017 hasta diciembre de 2018.

Pasando por el ecuador del programa, hacemos una mirada atrás a qué se ha hecho, el impacto que se ha generado y cuáles son las próximas actuaciones para continuar desarrollando el programa.

La ropa es la base de nuestras entregas y transformar la lógica asistencialista en la promoción de la autonomía de las personas es nuestro modelo de actuación. La adquisición digna de este recurso y el empoderamiento de las personas es como conseguimos romper también con la estigmatización existente en el momento de recibir un apoyo que, al final, todo el mundo puede necesitar en algún momento dado de la vida.

En este sentido, desde la Fundació Formació i Treball dignificamos la entrega de la ropa mediante cheques sociales a las entidades para que éstas lo repartan de la forma que consideren más oportuna entre las personas con las que trabajan. De esta manera, una persona puede ir a la Botiga Amiga y puede escoger la prenda que se le adecua más acorde con sus necesidades. Así, todo el mundo es cliente, un cliente más, ya que son los y las beneficiarias quienes escogen los productos que desean. Porque todas tenemos nuestros gustos y preferencias y defenderlos es fundamental para vivir de forma digna. Con este modelo de entrega y con la participación de una red de más de 40 entidades sociales, hemos conseguido que se beneficien del programa de ropa hasta 3.772 personas.

Entidades como SaóPrat, la Fundació Trinijove o el Casal d’Infants han sido beneficiarias de estos cheques sociales y sus personas han podido venir a hacer el canje en la Botiga Amiga de Sant Adrià del Besòs. También, entidades como la Fundació Pere Mata o la Fundació Intermedia han podido proporcionar, a sus personas, los cheques sociales para canjear en la Botiga Amiga de Tarragona y Reus.

Hay que añadir que el impacto social generado va mucho más allá de la entrega que se realiza ya que todo el proceso de recuperación de ropa que gestiona la Fundación (recogida y selección textil, así como el funcionamiento de las tiendas) ha permitido contratar hasta a 100 personas en procesos de inserción laboral. Por lo tanto, la acción de dar ropa por parte de una empresa o particular, no sólo cubre unas necesidades sino que también genera y consolida puestos de trabajo siempre enfocados a los colectivos vulnerables. Es lo que conocemos como modelo de doble impacto, un modelo de economía circular bajo el cual promovemos impacto social (creando empleo para el colectivo y ayudando a cubrir una necesidad) y medioambiental (reduciendo la generación de residuo textil).

El objetivo del programa es llegar a las personas. Queremos seguir trabajando para la inclusión social dotando a estos colectivos de los recursos, facilitando su autonomía y creando puestos de trabajo. Para hacerlo, hay que seguir creciendo y tejiendo esta red de entidades colaboradoras en el programa de entrega social. Así, cuanto más entidades participen, mayor será el impacto y más amplio será el perfil de personas que se beneficien.



VER TODAS LAS NOVEDADES