La recogida de contenedores textiles, servicio esencial para garantizar la salubridad del espacio público

21 mayo 2020 Noticias

Durante el estado de alarma mantenemos los servicios esenciales de recogida selectiva de ropa de segunda mano depositada en los contenedores ubicados en vía pública de las provincias de Barcelona y Tarragona. Formació i Treball es la entidad que con sus contenedores Roba Amiga y Càritas tiene la mayor cobertura de este servicio en Cataluña. Se trata de una de las actividades clave que se ha priorizado para garantizar las buenas condiciones en los puntos de recogida de los municipios, evitando que los contenedores queden sobrepasados ​​y las bolsas de ropa se acumulen en el exterior. En este sentido, la actividad se alinea con los servicios que se consideran indispensables en este estado de alarma: la salubridad de los espacios públicos.

En la provincia de Barcelona el volumen de ropa se ha reducido un 42%. Desde el inicio del estado de alarma hasta finales de abril se han recogido unos 216.019Kg, mientras que durante el mismo periodo de 2019 se recogieron 371.969Kg. El cierre de las parroquias, de los parques públicos y los Punts Verds en Barcelona ciudad ha hecho disminuir mucho la recogida textil. Por el contrario en la provincia de Tarragona la situación se ha mantenido más estable, sólo con un descenso del 12%. Desde el estado de alarma se han recogido 122.412Kg y durante los mismos días del 2019 la cifra fue de 138.758Kg

La mayoría de los consistorios con contenedores en vía pública han pedido continuar recogiendo esta fracción. Sólo tres ayuntamientos de la provincia de Barcelona han hecho bloquear los contenedores. Desde mediados de marzo se está haciendo servicio completo en las poblaciones donde tenemos contenedores en la calle y se pasa tantas veces a la semana como sea necesario con el objetivo de asegurar la calidad del servicio. Con la evolución del estado de alarma y el paso a las fases de desconfinamiento se ha ido adaptado el servicio a las necesidades requeridas en cada momento y se han recuperado actividades que estaban suspendidas temporalmente. Para garantizar la seguridad del personal que gestiona la actividad y reducir al máximo el contacto con otras personas, se suspendieron temporalmente los servicios a domicilio, una actividad que se ha comenzado a reactivar a medida que vamos avanzando en las fases de desescalada.

A lo largo de este periodo de estado de alarma las planta de gestión de residuo textil en Sant Esteve Sesrovires y en Constantí han mantenido su actividad de acuerdo con los decretos que ha establecido el gobierno estatal. La función principal de las plantas durante este periodo ha sido garantizar el espacio de almacenamiento de la ropa recogida en los territorios donde operamos. Las medidas de seguridad se han implantado desde el día 16 de marzo, proveyendo de equipos de protección a todas las personas trabajadoras y manteniendo la distancia de seguridad. La actividad productiva de clasificación sólo se detuvo durante la etapa de confinamiento total, las semanas del 30 marzo al 11 de abril.

Formació i Treball, además de seguir trabajando por la sostenibilidad medioambiental, se ha mantenido comprometida con la continuidad de los puestos de trabajo, ya que la mayoría de personas que desarrollan esta actividad (así como el resto de servicios que desarrolla la fundación) son personas en riesgo de exclusión social que están contratadas a través de un itinerario de inserción sociolaboral a las empresas de inserción del Grupo.



VER TODAS LAS NOVEDADES